martes, agosto 02, 2016

BAJO LA MISMA TIERRA Por: Lorena Vera Verján



Self-Consciousiness by ayle Watch  /Digital Art / Drawings & Paintings / People©2006-2016 Ayle



A mi espejo
   A mi sueño 
A mí, cuando era pequeña



Fingía no verla, 
Pero
Su mirada insistente;
Trocó mi tiempo

Recargada en ese muro carcomido
Y viejo, como una fotografía
De los años cincuenta;
Me miraba…

Detenida, paciente,
Como un alma que vaga en pena,
Consciente del camino que sigue,
Del mundo a su cuesta

Su cabello sucio, hirsuto, enmarañado,
Posaba sobre su cara pequeña,
Sus ojos inmensos resplandecían su rostro
Su negrura retaba la oscuridad de la noche
Y su presencia flotaba,
Como un ángel en busca de un refugio.

Me acerqué despacio
Con miedo a que desapareciera

         
Me miraba
A través de ella
Veía correr la vida,
Como un paisaje que transmuta imágenes

Sus pies descalzos, dolorosos,
Pequeños e intocables posaban
Sobre el pavimento caliente.
A media rodilla caía un vestido raído,
Viejo, oscuro y en su pelo cenizo
Se colaban rayos a través de esa ventana.

   Mirándome insistentemente
Sus manos vertían años en cada línea
Posados sobre el cristal pegado
Como un imán.

Esa imagen taladra mi mente;
Su mirada lo decía todo

 Su mirada persistente preguntaba
No podía escucharla, sólo sentía
que un sonido hueco
Retumbaba en mis oídos

Su imán jalando mi cuerpo

Está aquí
Me tiende la mano pequeña;
Dos lágrimas corren por mi rostro
Y se apresuran a encontrar un cauce

Tomo su mano y traspasamos el muro
Una atmósfera fría se filtra por mi piel
Señala su mundo
Lo reconozco
Recuerdo ese instante
Una imagen me retorna al tiempo:

Cinco escasos años

Una niñez triste, pesada sobre mis manos
Fijé la mirada en mi espejo
Olvidé mi miedo y sentí ternura

Nada había en ese sitio
Sólo escombros y polvo
Que huele a siglos; nada existe,
Sólo yo

Respiro el polvo y huele a nardos
A muerte

Volteo y no la encuentro
¿Dónde está?

Tomó mi mano
Y te desvaneció
Me tragué sus cenizas

    Estoy aquí; bajo la tierra
Nadie me mira
Nadie me escucha
La negrura de sus ojos
Se convirtió en mi mundo

La lápida presiona mi cuerpo
No me deja ir

Aquí estoy
Esperando a que vuelva
A darme la mano



Copyright © Derecho de Autor



No hay comentarios:

Publicar un comentario